Hoy, 4 de Noviembre de 2008 disfrutando del mar

Hoy estoy en Barcelona, he venido a por motivos de trabajo y una vez terminado he salido a dar un paseo por la playa.

Hoy hace un día espléndido, el calor que recordaba de mi primera visita ya no está en las calles y sólo el fresco aroma del otoño se hace sentir en el ambiente.

Hoy la playa, el mar y el cielo están despejados. Las olas juegan al compás de sus sonidos con la arena mientras mis oídos disfrutan de esta agradable estancia.

Hoy la brisa acaricia mi rostro mientras mi mente vuela por el tiempo, por el pasado, el presente y el futuro. Es un buen momento para reflexionar, pensar o simplemente ser.

Hoy me planteo escribir este post y dudo por un instante si estropear este bello paisaje con un artilugio tecnológico, o simplemente hacer algo que había soñado.

Hoy Barcelona me regala tranquilidad en momentos de incertidumbre y futuro sombrío para la humanidad.

Hoy el calor me toca y me toca el frío, mis pies sienten la frescura del agua, las partículas de arena, las conchas, piedras y trozos de madera.

Hoy mientras escribo, vivo y gozo del sonido del mar mientras mis ojos miran una pantalla al mismo instante en que las olas me invitan a mirarlas.

Hoy he escrito en la playa como siempre había anhelado, con el suave rozar del viento, el sonido del mar, la música del chiringuito, el azul del cielo y con la esperanza de hacerlo alguna vez más.

Hoy dejo este escrito para la posteridad, para repetirlo aquel día cuando sin premura, ni agobios y con disfrute total pueda al mismo tiempo escribir, ser, vivir y disfrutar.

Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *